Son las 3 de la mañana y Isaac no puede dormir, sabe que en unas horas tendrá una reunión con su equipo de trabajo y con su jefe. En la cual será expuesto, humillado y denigrado en público. Las formas y métodos de su jefe lo tienen en mal estado, vive nervioso, inquieto, sintiendo que en cualquier momento pierde el trabajo y no importa que es lo que haga, nunca logra satisfacer a su jefe. Nunca ha escuchado un Felicidades sin que venga acompañado de un “pero”. Isaac lleva viviendo en esta realidad muchos meses y ya le afecta:

  1. su salud física, no come y duerme bien,
  2. su relación de familia, no esta totalmente presente en las reuniones familiares pensando en problemas de la oficina
  3. su autoestima ha bajado de forma considerable.

Desgraciadamente la situación de Isaac no es atípica, según el estudio realizado por OCCMundial en agosto del 2018, 7 de cada 10 empleados en México sufren de lo que es conocido como Bossing o mobbing. En escensia son abusos y violencias generadas en la oficina, donde el Bossing sucede por parte del jefe y el mobbing por el entorno.

Vivir en un entorno donde sientes que caminas descalzo sobre cascaras de huevo, es un lugar donde no quieres estar. Donde no importa lo que hagas, los pasos que des y con el cuidado que lo realices, seguro saldrás cortado, es un lugar que evitaras estar que impactara tu salud física, emocional y psicológica.

Hay infinidad de situaciones y orígenes que llevan a los jefes y pares a generar abusos contra ciertos miembros de las organizaciones, sin embargo no existe ninguna razón que justifique la violencia psicológica o física generada con las personas en su entorno laboral, ya que lejos de mejorar el desempeño de la persona, sus resultados empeoran, el clima laboral decae y comienza a haber un ambiente de trabajo tóxico, donde solo aquellos que saben soportar el abuso son capaces de salir adelante.

He tenido oportunidad de ayudar a lideres de organizaciones a realizar cambios en la forma que ejercen su liderazgo y el clima organizacional, donde hay evidencias de abuso, violencia y acoso. Hemos detectado las formas mas recurrentes de abuso y violencia dentro de los negocios:

  • Falta de reconocimiento de éxitos
  • Exageración de fallas y errores
  • Minimizar esfuerzos, logros o aciertos
  • Gritos intimidantes
  • Sobrecarga de trabajo
  • Ignorar y no integrar a trabajadores en actividad
  • Humillación
  • Rumores o calumnias
  • Aislamiento o exclusión
  • Negación de permisos por derecho
  • Difamación
  • Amenazas verbales o escritas
  • Retirar el habla

Te podría decir que los 5 orígenes que he detectado que provocan que los jefes hagan abuso y/o violencia contra sus empleados son:

  1. Frustración: se define como “el sentimiento que se genera en un individuo cuando no puede satisfacer un deseo planteado”.
  2. Falta de tacto: No saber tratar a la gente, generalmente es actuar de manera impulsiva justificando sus acciones.
  3. Falta de Habilidades de liderazgo: sin entrar en el debate si los lideres nacen o se hacen, en ambos hay técnicas y habilidades a desarrollar.
  4. Enfermedad psicológica: enfermedades como narcisismo, Trastorno limítrofe de la personalidad, esquizofrenia y otros, no son placas que la gente porta con orgullo en el pecho mencionando que las tiene, pero sus síntomas se manifiestan cuando se desquitan contra la gente. Se ven mas claro cuando humillan y/o manipulan a su entorno.
  5. Miedo: específicamente miedo a ser destituido.

Toda forma de abuso y/o violencia en la empresa puede entrar en cualquiera de estas categorías antes mencionadas. No importa tanto cual de ellas es la que provoca el mal ambiente, lo que importa es que se tomen acciones para corregir el comportamiento de los lideres en la organización, inclusive puede ser que seas tu el que provocas violencia y/o abuso en la organización, si eres lo suficientemente maduro podrás hacer una introspección de tus acciones, pero la gran mayoría de la gente somos ciegos de nuestro propio comportamiento para lo cual hay herramientas que nos ayudan a detectar este tipo de anomalías, como “análisis 360”, “reportes de clima laboral” y otros. Pero aquí te dejo algunas preguntas que te ayudarán a descifrar si hay síntomas de violencia y/o abuso de tu parte o de otros en la empresa:

  1. La rotación de personal va en aumento por cuestiones diferentes a sueldos y/o oportunidades de mejora?
  2. El ausentismo (gente que no llega a trabajar) aumenta en la organización antes o después de reuniones claves de la empresa?
  3. La gente esconde los errores o peor aun se los adjudica a otros, por miedo de las duras represalias?
  4. La gente tiene mas miedo de mi, que gusto de estar conmigo? (uff esta es muy difícil que te la contesten, ya que los empleados sentirán la pregunta como una espada de doble filo).
  5. Te respetan o te tienen miedo?

Cualquiera que sea la situación que genere una sensación de “caminar descalzo sobre cascara de huevos en la empresa”, debe ser trabajada para que esta cambie de lo contrario, todos los que participan en un ambiente de este estilo sufrirán consecuencias que pueden durar años.

Si eres abusado, si conoces alguien que esta en una situación de violencia y/o abuso, o eres el abusador, hay esperanza de cambiar. Busca ayuda!! No estas solo.

Rony Zagursky

Publicaciones Similares