Conforme el ser humano se ha ido agrupando se ha visto en la necesidad de generar estructuras que permitan que la gente se especialice en su mayor fortaleza, pero con el fin de que todos estén alineados hacia la misma dirección medidas de control se crearon. Una herramienta básica de control ha sido la jerarquía de autoridad, con el fin de que “las organizaciones no sean caóticas y se puedan tomar decisiones de manera eficiente”. (R. Jones, 2008)

A medida que las empresas van creciendo en complejidad y estructura, aumentando productos y/o servicios, se ven en la necesidad de ir creando nuevos mecanismos de control y de toma de decisiones que permita que la organización siga en crecimiento. La estructura de la organización va tomando una complejidad alta. Así mismo, se ve un organigrama de una empresa cuando llega a tener muchos niveles jerárquicos, lo cual no ayuda a agilizar la toma de decisiones cuando son demasiados niveles y demasiados sistemas de control.

Cada vez más se está invirtiendo el sentido de toma de decisiones, éstas deben ser tomadas por aquellos que tienen el contacto con la información (niveles bajos) y dar dirección a la empresa (niveles altos); promoviendo empresas mas agiles y liderazgo mas adecuado. (Marquet, 2012)

Las jerarquías y la burocracia son esenciales en las empresas, siempre y cuando no limiten su crecimiento y agreguen complejidad. Éstas deben ayudar a la toma de decisiones y mantener la dirección adecuada del “barco”.

Publicaciones Similares