Hace algunos días, líderes en coaching empresarial y de negocios como Orlando Clúa y Francisco Nasta colocaron en la mesa de debate el tema de “Líderes Guerreros” prácticamente los temas giraron sobre las oportunidades, fortalezas y realidades de este líder que vive en la constante batalla por el éxito.

Con base en esto podríamos sugerir que casi todas las organizaciones deberían tener líderes guerreros, claro, asumiendo que estas cualidades no conllevaran prácticas que dejan a su paso numerosos soldados caídos o hagan del entorno laboral un auténtico campo de batalla; a final de cuentas hoy no sólo importa llegar al resultado, importan también el cómo se llegó a él y no sólo por tener un enfoque más humano, si no por el hecho de querer que el éxito se sostenga con el tiempo con el mismo equipo que lo logró.

¿Qué es el Líder Guerrero?

Para reconocerlos distingamos que no es un estilo de liderazgo, sino un estilo de personalidad que se vincula con un sólido sentido de competencia, algunas de sus cualidades comentadas fueron:

  • Son osados y aventureros, no piensan perder ni una batalla
  • Inspiran confianza y entusiasmo
  • Enfocados a la tarea
  • Aprovechan cualquier oportunidad y usan todo tipo de herramientas
  • Están permanentemente insatisfechos
  • Honran profundamente el propósito del negocio

Ahora, en ellos también encontramos oportunidades como el desequilibrio, el desgaste en el equipo de trabajo y una única visión sobre alcanzar los objetivos a como dé lugar que sin una guía puede ser muy desastroso. Por ello nuestra propuesta consiste en aportar pautas que saquen el mayor provecho de este líder a quien sólo le hace falta un poco de orientación:

Guiando a los Líderes Guerreros

  1. Hacerle consciente que el propósito se construye con pasión, es decir, ayudarle a que elabore estrategias de trabajo inteligente, en lugar de acudir frecuentemente al sobreesfuerzo.
  2. Ayudarle a elegir y planear el éxito de sus batallas es la mejor manera de encausar su valentía y afrontar retos que requieran de su determinación.
  3. Orientar su sentido de competencia hacia su autodesarrollo y el de su equipo, hoy necesitamos guerreros más auténticos que “ganadores”.
  4. Lograr que su “batalla” sea sustentable para la empresa, mediante un uso y aprecio responsable de los recursos tanto económicos, de tiempo y humanos.
  5. Ayudarle a ser más sabio, es decir, que logre hacer del camino, los procesos y las formas una experiencia “disfrutable”, manteniendo en alto el valor de la motivación y el valor de todos los que comparten su batalla.

Finalmente, sabemos que el “Líder Guerrero” es un elemento muy valioso porque siempre llega al éxito, nos despierta y motiva, pero este líder será mucho más valioso si gana la principal de las batallas que es dominarse a sí mismo.

Puedes observar el debato de los Líderes Guerreros en esta liga: https://youtu.be/np7ZDeCzLXI

 

Por David Maldonado Carbajal

Publicaciones Similares