Uno de los mayores problemas que enfrentan las empresas hoy en día es que sus empleados se creen empleados. Si, leíste bien. Exploremos juntos esta situación.

Imagina que en tu empresa tus empleados piensan y toman decisiones con un criterio de dueño, tal como lo haces tú. ¿Imaginas cuáles serían los resultados de la empresa?.

Déjame adivinar, pensaste que los resultados, las utilidades, el rendimiento y eficiencia mejorarían, pero en la parte trasera de tu cabeza surgió una vocecita que te dijo “uy, pero si pensaran y actuaran como dueños destruirían mi negocio y tendrían acceso a información confidencial que no quiero compartir”.

Pues precisamente por ese conflicto interno que vives entre querer mas resultados, mejores decisiones, utilidades y rentabilidad vs delegar, confiar, compartir abiertamente información financiera, es por lo que tu empresa no puede crecer al siguiente nivel.

Estoy seguro que haz hecho un trabajo fenomenal para llegar a donde estás ahora y tu deseo de crecer es genuino, sin embargo el crecimiento trae consigo algo inevitable: el cambio y éste a su vez trae miedos.

Salir de la zona de confort nos provoca miedo por falta de experiencia pero en realidad lo puedes lograr como lo haz hecho en el pasado.

Para provocar un crecimiento en la empresa debes saber por dónde empezar y tener un camino que te ayude a llegar a ello.

Publicaciones Similares