Por David Maldonado Carbajal

Cada día nos acercamos más al umbral de una nueva era en los negocios que lleva a las empresas a definir propósitos más significativos, trabaja sobre valores incluyentes y tiene una visión del valor más completa y trascendente.

Es claro observar un cambio importante en el paradigma que considera que “el negocio está hecho para generar dinero”, por hoy cada día es más frecuente y necesario intercambiar la palabra dinero por la de valor.

Si la finalidad de todo negocio es generar valor, entonces sucede una revolución en el pensar y actuar de una empresa, colocando al dinero como un medio que no sólo permite la satisfacción de múltiples necesidades, también agrega valor a la vida de quienes la conforman y a quienes les sirve con su producto o servicio.

¿De dónde viene esta idea?

Se podría pensar que este concepto es parte de una corriente muy idealista, pero no, en realidad es el resultado de numerosas críticas como las que hace el economista británico John Kelly sobre la desalineación de los valores del negocio con los valores humanos, que ha despertado la conciencia de un mundo que necesita más valor en vez de más recursos.

La prueba está en cómo emergen negocios con fines más sociales, basados en la convivencia y un sentido de vida más profundo y memorable, de alguna forma Google, FEMSA, Panera, Southwest Airlines, Colgate y otras marcas líderes han empatado su razón de ser al bien común.

¿Cómo le hacen estas empresas para vincularse con el entorno y generar valor?

La idea de ser más “humanos” es sencillo, pero en realidad es un proceso que inicia por sentirse responsable por el bien del otro y este cambio puede iniciar con alguna de las siguientes formas:

 

  1. Fomentar el involucramiento de los empleados al bien común, tal como lo hace Honda a través de su Community Action Team.
  1. Hacer tu presencia valiosa, como lo hizo Costo al llegar a Cuernavaca que restauró el sitio donde radicaría y fomentó la protección al medio ambiente.
  1. Produce responsablemente, implica obtener los recursos de tu producto o servicio de manera en que no afecte al entorno o a la persona, IKEA sólo utiliza madera de bosques certificados en el manejo responsable del medio ambiente.
  1. Genera alianzas positivas con el gobierno o la sociedad civil, Es unir esfuerzos por alcanzar iniciativas sociales que ya están encaminadas y tienen una infraestructura posible.

Estas y otras aplicaciones están haciendo cada vez más valiosas a las empresas ya que se unen a una generación que invierte más en vivir que en tener, estamos llamados a ser productores de experiencias significativas al cliente y por cliente entender también al equipo interno.

Nuestra finalidad con este artículo es invitarlos a pensar desde otro enfoque y explorar cuanto más valor hay detrás de algunas sencillas prácticas de bien común.

Para mayor Referencia consultora la fuente “Firms of Endearment” Raj Sisodia. 2015 Pearson

Publicaciones Similares